Son sistemas para medir y controlar la correcta articulación de todos los procesos internos de su empresa. Son piezas de software especialmente desarrolladas para medir resultados y tomar decisiones en tiempo real.

Es un sistema de indicadores de gestión para monitorear su operación. El objetivo es detectar oportunamente los puntos críticos donde se tiene que intervenir.

Un tablero de control esta basado en un ecosistema de tecnologías que transforman los datos de todas las áreas de la empresa, en información real para tomar decisiones en el momento oportuno.

¿Cuándo necesitas este tipo de herramientas?

Una empresa logra sus objetivos cuando sus procesos internos se articulan correctamente frente a la situación que esta atravesando.

Cuando el éxito te sorprende

“El éxito” requiere tomar recaudos. Es el momento en que, por cuestiones de rendimiento, hay que comenzar a ser más formales y eficientes.

Incrementar controles. Detectar puntos críticos y cuellos de botellas. Determinar los momentos exactos donde se requiere información confiable y previsible.

Una empresa que ha trabajado muchos años de forma correcta, finalmente es recompensada con el éxito. Ahora hay que sostenerlo. Esto implica trabajar en la formalización de los procedimientos de trabajo.

Cuando las crisis internas en diferentes áreas generan peligros no previstos.

Cuando está “atravesando la tormenta”, con los recursos al límite, no hay márgenes para errores, demoras o costos operativos imprevistos.

Son momentos donde requiere apoyarse en herramientas inteligentes y precisas, para tomar decisiones con mayor certeza.